"Esta historia no empezó hace 30 años, sino que va a cumplir 180 años"

"Esta historia no empezó hace 30 años, sino que va a cumplir 180 años"

Lo dijo Cristina Fernández de Kirchner. Ayer expresó el reconocimiento a los caídos y a los veteranos de la guerra por las Malvinas y volvió a reclamar el diálogo y la paz a Gran Bretaña.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó ayer el acto central en la Plaza Islas Malvinas de la ciudad de Ushuaia, acompañada por el vicepresidente Amado Boudou; ministros del Gabinete nacional; la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos; sus pares de Santa Fe, Antonio Bonfatti, y de Santa Cruz, Daniel Peralta, y funcionarios nacionales.
Fernández de Kirchner lamentó que la mayoría de los caídos hayan sido jóvenes y remarcó que “no fue decisión del pueblo argentino” declarar la guerra el 2 de abril de 1982, sino “un intento de perpetuarse en el poder” por parte de la dictadura militar y pidió que “se descorra el telón que pretende hacer creer el Reino Unido, de que aquella decisión fue del pueblo argentino”.
En otro tramo de su mensaje, la mandataria destacó también la importancia de la decisión de desclasificar el informe Rattenbach, al señalar que “es necesario agregarle a la memoria, verdad”, en la causa Malvinas, porque “la historia, nuestros muertos y sus familiares nos debíamos la verdad”.
“Una verdad dolorosa, pero verdad encendida de gestos heroicos y valores, de cobardías e injusticias”, enfatizó. En su discurso, Fernández de Kirchner consideró que “es una injusticia en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como los que tenemos aquí, a pocos kilómetros de distancia”, en referencia a las Islas Malvinas. Remarcó que “de los 16 enclaves coloniales que existen en el mundo, diez de ellos son del Reino Unido” y afirmó que “resulta absurdo pretender el dominio” sobre las Islas australes.
Reclamó también “justicia para que no se sigan depredando nuestro medio ambiente, nuestros recursos naturales ictícolas y petroleros, y para que se respete la integridad territorial” argentina.
La Presidenta lamentó que “la historia siempre se lleve a los más jóvenes en momentos difíciles”, y explicó que pretendía centrar el homenaje a los “miles de jóvenes que vinieron a combatir en el territorio y a los cientos que dieron sus vidas” en las Malvinas.
Expresó su “reconocimiento a esa juventud que marchó a las islas sin preparación, sin los pertrechos suficientes, sin formación y con miedo”, porque “quién no lo tiene ante una guerra”, y sostuvo que “héroes no son los que no sienten miedo sino los que aún así siguen adelante y cumplen con su deber”.

Pedido a la Cruz Roja    
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reveló ayer que el viernes dirigió una carta al titular de la Cruz Roja Internacional para que se puedan identificar a “los soldados argentinos y aun ingleses que no han podido ser identificados, porque todos merecen tener su nombre en una lápida y cada madre tiene ese derecho inalienable de enterrar a sus muertos, poner una placa y llorar frente a esa placa”. La Presidenta hizo el anuncio al hablar en Ushuaia en el acto en memoria de los caídos en Malvinas. En ese sentido, Cristina pidió que la Cruz Roja Internacional interceda ante el primer ministro británico David Cameron “como autoridad internacional reconocida por todos” y se identifique a los muertos en la guerra de 1982.

Además, se refirió a las declaraciones que hizo en las últimas horas el primer ministro británico, David Cameron, quien señaló desde Londres que con la guerra “se había atacado la libertad de los isleños”. “La libertad de los argentinos estaba confiscada en ese momento, tampoco teníamos libertad los argentinos, con presos sin nombre y apellido, en campos de concentración, con detenidos desaparecidos que nunca volverán a aparecer”. Al volver a reclamar que el Reino Unido acepte las resoluciones de la ONU instando al diálogo, dijo: “No estamos reclamando ninguna otra cosa más que eso: diálogo entre ambos países, para discutir la cuestión de la soberanía, respetando el interés de los isleños”. “Cómo no vamos a respetar no sólo los intereses de los isleños sino de todos los habitantes” del suelo argentino, expresó.
Anoche se registraron incidentes en las inmediaciones de la embajada de Gran Bretaña en Buenos Aires, cuando un grupo minoritario de manifestantes atacó con piedras la sede diplomática.