Abuelas recuperaron una nueva nieta

La organización lo anunciará oficialmente el lunes al mediodía.

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo anunciará el próximo lunes una nueva restitución. Este sería el caso de nieta recuperada número 105 y será anunciado en conferencia de prensa.

Cabe recordar que las Abuelas de Plaza de Mayo informaron el último 15 de abril la resolución de su caso Nº 104. Se trata de Liliana Irma Ross, asesinada por el terrorismo de Estado, embarazada de cinco meses y medio. La mataron en la madrugada del 1º de febrero de 1977 en un enfrentamiento fraguado ocurrido en las calles Pasco y Roca de la localidad de Ciudadela, provincia de Buenos Aires.

Por resolución Nº 143 y en el marco de la Iniciativa Latinoamericana por la Identificación de Personas Desaparecidas llevada adelante por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), el 28 de marzo último la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la ciudad de Buenos Aires determinó que los restos inhumados como NN el 2 de febrero de 1977 en el cementerio de San Martín pertenecen a Liliana. De esta manera, pudo comprobarse que su embarazo no llegó a término.

"Después de 34 años, familiares y amigos pudieron despedir los restos de Liliana y así permitirse ese duelo tan negado y tan necesario para seguir adelante. El pueblo de Chacabuco, con lágrimas y aplausos, acompañó multitudinariamente su regreso al suelo natal. Hoy todos y todas podemos convertir nuestro dolor y nuestra incertidumbre sobre el destino de Liliana en una certeza, en una flor", habían comunicado las Abuelas a traves de su sitio web.

La nieta recuperada 103 era hija de Cecilia Beatriz Barral y Ricardo Horacio Klotzman, desaparecidos el 2 de agosto de 1976 en la ciudad de Rosario. La joven, como ha ocurrido en otros casos, se negaba a realizarse los exámenes genéticos hasta que, conforme a la ley vigente, la Justicia ordenó la extracción e informó el resultado a las partes.

Ricardo y Cecilia se conocieron en el ámbito de la militancia. Fueron secuestrados el 2 de agosto de 1976 en el domicilio donde vivían en la calle Necochea 2050 de Rosario.

Cecilia estaba embarazada de nueve meses al momento del secuestro y debía dar a luz en esos días. Fue vista por última vez el 11 de agosto de 1976, dentro del centro clandestino, y luego fue trasladada para parir.

Su hija sería entregada en adopción días más tarde por el juez Luis Vera Candiotti, recientemente procesado por la supresión de identidad de otra de nuestras nietas.

Ezequiel Vázquez Sarmiento, nieto recuperado 102, trabajaba en la Fuerza Aérea cuando confirmó que era hijo de desaparecidos. Durante diez años se opuso a que le hicieran una prueba de ADN para establecer si era o no hijo de desaparecidos.

Se estableció que sus padres eran María Graciela Tauro y Jorge Daniel Rochistein, secuestrados en julio de 1977. La confirmación se la dio la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré. Fue el primer nieto recuperado que es empleado de las Fuerzas Armadas. Su apropiador, un oficial de esa misma fuerza, está prófugo desde 2003.

Con el fin de localizar los niños desaparecidos, Abuelas de Plaza de Mayo trabaja en reclamos y propuestas ante los organismos gubernamentales nacionales e internacionales; denuncias y presentaciones ante la Justicia; acciones destinadas a involucrar a la sociedad; e investigaciones propias.

Cada uno de los nietos que fueron apropiados tiene una causa abierta en la Justicia a la que se agregan las denuncias que se van recibiendo con el correr del tiempo y que conforman elementos probatorios que determinan su verdadera identidad y la de los responsables de su secuestro o tenencia ilícita.