Bonafini se presentó como querellante y pidió "cárcel para siempre" para los responsables

13/06/2011 |La titular de la Fundación Madres estuvo esta mañana en Tribunales Federales. Acusó a Sergio Schoklender de llevarse documentos en un blindado. El ex apoderado de la entidad, se lo investiga por administración fraudulenta.

 La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se reunió esta mañana con el juez federal Norberto Oyarbide para solicitar ser querellante en la causa que investiga un supuesto mal manejo de fondos públicos en esa entidad, y reclamó "cárcel para siempre" para los responsables del ilícito.
"Queremos que los responsables vayan a la cárcel para siempre", pidió Bonafini en la puerta de los tribunales de Comodoro Py, luego de su presentación judicial.
En ese sentido, ponderó al Gobierno nacional al afirmar que a partir de la gestión kirchnerista "tenemos más justicia y podemos creer más en los jueces".
Minutos antes, en el escrito que presentó ante Oyarbide junto a su abogado, Eduardo Barcesat, Bonafini aseguró que el "crecimiento de los proyectos y de las obras" de la construcción de viviendas "indujo, muy especialmente a Sergio Schoklender, a generar una visión empresaria de aquello que, para las Madres, era una misión, un emprendimiento de derechos económicos, sociales y culturales, nunca una fuente de lucro o de enriquecimiento para nadie".
Con este escrito, Bonafini pretende que las Madres de Plaza de Mayo sean aceptadas como parte querellante en la causa en que se investiga a Sergio y Pablo Schoklender por presunto lavado de dinero, asociación ilícita y defraudación al Estado.
Al retirarse de los Tribunales, el letrado Barcesat también apuntó contra los hermanos Shocklender a quienes calificó como los "jefes de la asociación ilícita" creada para malversar fondos públicos destinados a la construcción de viviendas.
"Esto es mucho más profundo incluso de lo que podríamos sospechar", advirtió el abogado constitucionalista en declaraciones a la prensa.
En ese marco, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que le parece "saludable" que las Madres de Plaza de Mayo se presenten como querellantes en la causa abierta en la justicia contra el exapoderado de la Fundación, Sergio Schoklender, acusado por el manejo irregular de fondos públicos.
"Me parece saludable, porque en cuanto antes llegue la verdad mejor", consideró el ministro coordinador en declaraciones formuladas esta mañana al programa "Baires Directo", que se emite por Telefe, y reiteró que Schoklender "le ha sido infiel a la administración" de la Fundación de las Madres.
Asimismo, destacó "la expresión de los organismos de derechos humanos que no se dejaron manosear" por Clarín, que -advirtió- "se ha propuesto hacer de este tema un festín para agraviar a la Fundación" de la entidad que conduce Hebe de Bonafini.
Por otra parte, defendió el plan oficial de construcción de viviendas sociales al señalar que "lo importante es que el Estado ha construido 850 mil viviendas, que se hacen por licitación a través de empresas, o través de fundaciones u organizaciones, en las que no es necesaria la licitación", y negó sobreprecios.
Fernández dijo que "hay tres premisas que son fundamentales: hay un tope de precios por lo que no puede haber sobreprecios, hay un piso de calidad y el espacio físico tiene que ser lógico"