Córdoba y Santa Fe empiezan sus vacaciones pero el turismo llegará a partir del 9 de julio

Hasta el momento, los niveles de reserva para la primera semana del receso invernal son muy bajos. Ha habido algunas consultas en los hoteles más categorizados aunque muy pocas confirmaciones.

Aunque los colegios primarios y secundarios de Córdoba y Santa Fe iniciarán mañana sus vacaciones invernales, el impacto a nivel turístico recién se percibirá en la Capital y en los distintos valles serranos cordobesas a partir del fin de semana del 9 de julio, según anticiparon distintas fuentes oficiales y privadas consultadas en Villa Carlos Paz, Villa General Belgrano, Santa Rosa de Calamuchita y Mina Clavero, los principales destinos que tiene la provincia.
Hasta el momento, los niveles de reserva para la primera semana del receso invernal son muy bajos. Ha habido algunas consultas en los hoteles más categorizados pero muy pocas confirmaciones. Recién a partir del 8 de julio las solicitudes anticipadas de alojamiento trepan hasta llegar al 30% promedio.
Hay que tener en cuenta que en esa fecha comienzan también las vacaciones en la mayoría de las provincias argentinas con excepción de Capital Federal, Buenos Aires, Catamarca, Chaco y Santa Cruz que lo hacen una semana después (el viernes 15 de julio).
Teniendo en cuenta esta situación, el principal atractivo invernal que ofrece Córdoba en julio -la Fiesta del Chocolate Alpino de Villa General Belgrano- comenzará el 9 de julio para extenderse durante las tres semanas subsiguientes para captar así fundamentalmente a los visitantes que llegan desde Capital Federal o el territorio bonaerense.
Para Córdoba Ciudad el panorama en cambio se vislumbra más positivo, sobre todo por el hecho de que el 9 de julio comenzará el desarrollo de la Copa América con el primer encuentro entre los seleccionados de Brasil y Paraguay en el remodelado Estadio Mario Alberto Kempes.
Desde la Cámara de Turismo de esta ciudad confirmaron que para la semana próxima los niveles de reserva superan el 70% promedio y esperan acrecentarlo una vez que comience el principal torneo futbolístico del continente.
Las plazas hoteleras de la Capital podrían saturarse por la presencia de los hinchas brasileños y paraguayos, muchos de los cuales han adquirido diferentes paquetes para ver los partidos de sus selecciones y conocer en forma paralela la ciudad y los valles serranos más próximos.
Después del partido inicial del 9 de julio, la programación del Torneo contempla para el 11 de julio el enfrentamiento entre Costa Rica y Argentina y para el 13, el partido entre Brasil y Ecuador.
También Córdoba será escenario de un encuentro correspondiente a los cuartos de final de la Copa América.
Los operadores turísticos presumen que por este Torneo Internacional y por los problemas que han generado las cenizas en el sur argentino, podría incrementarse el número tradicional de visitantes que recibe Córdoba en esta época del año. La Agencia Córdoba Turismo concretó una amplia campaña de difusión en distintos países de Sudamérica para aprovechar este acontecimiento deportivo.
No obstante, hasta el momento las reservas en lo que respecta al interior no superan por mucho lo que habitualmente ocurre todos los años. En cambio en la capital, el impacto favorable se percibe con mayor intensidad.