Decretan paro por tiempo indeterminado en 18 hospitales

Desde mañana a partir de las 8 continuarán las asambleas en los nosocomios de la ciudad y el interior. El miércoles los profesionales de la protagonizarán una protesta frente a la Catedral de Córdoba a partir de las 18, que contará con apoyo nacional.

Los reclamos en el sector de la salud lejos de solucionarse parecen cada día cobrar más dimensión. Es que los hospitales Córdoba, el materno Neonatal, San Roque, Rawson, el de Niños y el Misericordia decretaron a partir de primera hora de mañana un paro por tiempo indeterminado.

En tanto que el miércoles habrá un protesta a partir de las 18 frente a la Catedral de Córdoba que contará con la participación a nivel nacional de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa).

En el interior se sumaron los nosocomios de Villa María, Río Cuarto, Alta Gracia, Cosquín y Jesús María. Los CAPS realizan dos horas de asamblea por turno y suspendieron los turneros. Las terapias intensivas funcionan como días feriados.

Al respecto Carlos Altamirano, de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), destacó que los hospitales de Cruz del Eje y Villa Dolores evalúan sumarse  alas medidas.

El SEP por su parte continúa sin hacer una presentación formal por aumento salarial, por lo que hasta el momento se trata de reclamos sectoriales.

El ministro de Salud Oscar González descartó cualquier posibilidad de un aumento. Las palabras del ministro de Salud, Oscar González, postergando soluciones de fondo para el período que encabece desde diciembre el próximo gobernador José Manuel de la Sota, no hicieron otra cosa que encender aún más los caldeados ánimos de los trabajadores.

Los trabajadores piden un incremento salarial, un adicional por tarea de riesgo además de mejoras en las condiciones laborales. 

“Todos los médicos de las distintas áreas y especialidades necesitamos que nuestro trabajo sea remunerado de una manera digna. Nuestra profesión es muy noble, nos debemos a nuestros pacientes, y por eso necesitamos que nuestras condiciones laborales cambien porque hace cuatro años que nuestros salarios están muy postergados”, afirmó Sonia Castro, delegada de ATE en el Hospital Misericordia. Aun cuando se están haciendo los partos, cesáreas y cirugías de urgencias y emergencias y se mantienen las guardias mínimas, el resto de las consultas y las intervenciones programadas fueron suspendidas.