Dueños de locales nocturnos preparan amparo para frenar cierre de prostíbulos

Aseguran que su actividad es lícita y que en sus comercios no se explotan mujeres ni se venden drogas. El recurso se presentaría luego de que se sancione la ley, cuyo tratamiento comenzará hoy en la Legislatura.

Unos treinta dueños de cabarets, whiskerías y pubs del interior provincial prepararán una acción de amparo que se presentaría cuando se convierta en ley el proyecto del gobierno de Córdoba de prohibir y clausurar los lugares donde se ejerza la prostitución, en el marco de la lucha contra la Trata de Mujeres y la Explotación con fines sexuales.
“Los que me vinieron a consultar son comerciantes que no esclavizan a ninguna mujer, que no están a favor de la explotación sexual, ni del narcotráfico, que no venden drogas, y que tienen sus locales en regla, según las disposiciones de cada municipio y de la Policía”, comentó a LA MAÑANA el abogado penalista Ricardo Moreno, que los asesora. Según indicó, sus locales nocturnos se ubican en las ciudades de Río Cuarto, Río Tercero, Colonia Caroya y Brinkmann, entre otras.
El letrado dijo que los dueños de los negocios nocturnos se están organizando “frente al tsunami que se les viene encima”, con la sanción de la Ley contra la Trata y la Explotación Sexual que hoy comenzará a tratarse en comisión en la Legislatura (ver aparte).
“Queda claro que no se puede hablar en abstracto, que la ley todavía no se sancionó, pero cuando salga, la idea es presentar una acción de amparo porque se estarán violando garantías constitucionales, como el derecho a trabajar”, explicó Moreno, aunque aclaró que es necesario esperar “qué marca la ley, y a quien afecta (en su prohibición)”.
“La nueva ley tendrá que aclarar adónde va a atacar, a qué locales, qué sectores”, precisó Moreno.
Los dueños de los locales nocturnos -según indicó el abogado- aseguran que “se ponen del lado del gobernador José Manuel de la Sota en la lucha contra la trata de personas y la explotación sexual”. “Pero ellos aclaran que son un comercio nocturno, como tantos otros, como los boliches, los restaurantes, los pubs, donde una mujer se hace pagar una copa por un hombre, pero no es su empleada ni el dueño la está explotando, porque nadie la obliga a estar allí, y donde además puede haber un espectáculo”, agregó. “Lo que tiene que hacer el Gobierno es combatir los prostíbulos clandestinos, los que están a oscuras, no se anuncian, y que pueden tener a las chicas en el sótano”, subrayó.
Por otra parte, Moreno destacó que “la prostitución no está prohibida; es el oficio más antiguo del mundo y hay mujeres que deciden dar de comer con su cuerpo a sus familias”.
La Ley contra la Trata y la Explotación Sexual podría aprobarse en la primera semana de junio. La iniciativa contempla la prohibición e inmediata clausura, en toda la provincia, de las whiskerías, cabarets, club nocturnos, boites, o locales de alterne donde se ejerza la prostitución, y prohibir la instalación, regenteo, funcionamiento, sostenimiento, publicidad, administración o explotación bajo cualquier modalidad, “de manera ostensible o encubierta” de los locales mencionados.