El Gobierno cordobés pide a la población que denuncie a quienes inician incendios

14/09/2011 | Así lo reclamó el jefe de Policía, Alejo Paredes, quien señaló que en todos los incendios, la Justicia ha actuado de oficio. El ministro de Gobierno, Carlos Caserio, alertó sobre la posibilidad de "incendios explosivos".

 

El Gobierno de la provincia de Córdoba está abocado a la tarea del combate de los incendios forestales que se registran en las sierras de Córdoba y ha decretado un estado de alerta rojo en materia de prevención.
El ministro de Gobierno, Carlos Caserio, vaticinó posibles “incendios explosivos por la sequedad del ambiente y el fuerte viento”.
Y señaló que las condiciones climáticas son las más adversas en los últimos 16 años, y sostuvo que aquel que sea sorprendido iniciando fuego será penado con la cárcel.
“Si se le comprueba el hecho va a ser detenido. Sea quien sea la persona. Las leyes son iguales para todas”, indicó el funcionario provincial.
“Córdoba es uno de los 20 lugares de mayor riesgo en materia de incendios del mundo. Lo que estamos intentando lograr, es evitar que haya pérdidas humanas”, agregó.
En ese sentido, el jefe de Policía, Alejo Paredes, señaló que no han recibido ninguna denuncia penal por parte de intendentes de comunas afectadas por el fuego y aseguró que en todos los casos judicializados han actuado de oficio.
“Es por eso que necesitamos la colaboración de la población. Es muy difícil, hasta para la misma Policía, patrullar zonas tan extensas. No hay ninguna denuncia hecha por un intendente. En base a la denuncia pública efectuada por la intendenta de Alpa Corral, hemos actuado de oficio”, sostuvo el funcionario policial