La Argentina cerró su actuación con 21 medallas de oro, 19 de plata y de 35 de bronce

31/10/2011 |  Se detuvo el imparable retroceso detectado luego de Mar del Plata 95: la Argentina se había hundido en el 8° puesto en Río 2007, pero aquí recuperó un escalón y se subió al 7° lugar al postergar con diferencia a Venezuela.



Argentina cerró una actuación para el recuerdo en los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y, más allá de las 21 medallas de oro y las 75 en total, vivió varias jornadas memorables.
La delegación nacional superó con amplitud las expectativas desde lo puramente estadístico: casi duplicó la cantidad de preseas doradas cosechadas en Río de Janeiro 2007 (21 contra 11) y subió un puesto en el medallero general, de octavo a séptimo.
Además, fue más importante la diferencia lograda sobre el octavo (Venezuela, con 12) que la registrada con el sexto, Colombia, que llegó a 24 empujado por unas pocas disciplinas a las que apuesta con firmeza (ciclismo y patín, que entregan muchas preseas).
También quedarán entre las imágenes selladas a fuego el festejo del handball masculino; el bronce en jabalina, el récord argentino y el pasaje a Londres para Braian Toledo con apenas 18 años; el oro del hockey masculino; y la carrera alocada de Liu Song tras ganar el oro en tenis de mesa.
Quizás los puntos oscuros en estos Panamericanos se produjeron con la inesperada derrota del seleccionado femenino de hockey sobre césped en la final, luego de seis oros consecutivos, y el sexto puesto en martillo de Jennifer Dahlgren, una de las excelentes atletas nacionales.