La Caminera ya multa con fotos y filmaciones el exceso de velocidad

La Caminera ya multa con fotos y filmaciones el exceso de velocidad

17/08/2017 Sumó cinco cinemómetros que cuestan 800 mil pesos cada uno. La nueva tecnología saca fotos con el auto de frente, la patente, el  registro de velocidad y el número de verificación del equipo, y graba un video de 5 segundos.

 

La Policía Caminera comenzó a utilizar este mes cinco nuevos cinemómetros que dejan un registro fotográfico del exceso de velocidad.

Los aparatos, de marca TruCam, están calibrados y homo­logados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y cuestan 800 mil pesos cada uno.

La nueva tecnología saca fotos con el auto de frente, la patente, el  registro de velocidad y el número de verificación del equipo. También graba un video de 5 segundos.

Los cinemómetros pueden captar el exceso de velocidad a 500 metros de distancia. El equipo se instala hasta 1500 metros del puesto de control donde es detenido el infractor.

Los aparatos marca TruCam no sacan fotomultas sino multas con fotos. Cuando el equipo registra la infracción “se detiene al conductor,  se lo notifica en el momento y se garantiza la defensa y el descargo, porque el conductor no recibe una multa de dos años atrás, en una ruta que ni recuerda cuándo transitó”, dijo el director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia, Miguel Rizzotti.

El policía le mostrará al conductor la cámara con el registro del  cinemómetro. Le entregará la foto impresa y acompañará, abrochada, el acta de infracción.

La multa  por exceso de velocidad puede costar entre 2.200 y 3.200 pesos, con pago voluntario. 

Por otro lado, sumarán cámaras en la parte delantera de cada móvil para grabar todo el procedimiento.

En diálogo con Radio Mitre Córdoba, el director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia, Miguel Rizzotti, dijo que la nueva tecnología busca darle más certeza y objetividad al control de velocidad, además de evitar tantas discusiones entre conductores y policías: “No es necesario para probar el exceso de velocidad, porque los cinemómetros comunes están calibrados con precisión, pero sí ofrecen más garantías tanto al policía como al conductor de que la infracción sancionada existe y se puede documentar”.