LA SELECCION ARGENTINA ENCONTRO LA CLARIDAD EN LOS PIES DE MESSI

La Selección Argentina encontró la claridad en los pies de Lionel Messi

 12/06/2010 | 13:18 El delantero fue la figura del equipo en el debut mundialista con victoria frente a Nigeria por 1 a 0. Fue punzante en el primer tiempo y en sus pies descansó el equipo en el complemento, aunque tuvo chances para anotar y no pudo.

El delantero del seleccionado argentino Lionel Messi fue la figura del equipo en el debut mundialista con victoria frente a Nigeria por 1 a 0. Fue punzante en el primer tiempo y en sus pies descansó el equipo en el complemento, aunque tuvo chances para anotar y no pudo.
El jugador del Barcelona fue la figura sobresaliente en el seleccionado dirigido por Diego Maradona porque fue punzante en el primer tiempo y en sus pies descansó el equipo en el complemento, aunque tuvo chances para anotar y no pudo.
Desde la primera jugada del encuentro se notó que Messi tenía intenciones de participar como lo hace habitualmente en Barcelona, con verticalidad y visión para buscar a sus compañeros de ataque Carlos Tevez y Gonzalo Higuaín.
Ya a los 3 minutos de partido el rosarino apiló defensores nigerianos para habilitar a Tevez, que se llevó por delante la pelota en la primera llegada clara del seleccionado nacional.
Fue Messi con sus remates y diagonales de afuera hacia el centro y del medio hacia fuera quien agigantó la actuación de Enyeama, el arquero de los dirigidos por Lars Lagerback.
Con su movilidad constante también asistió a Higuaín, quien estuvo inconexo más allá de que tuvo dos mano a mano sin puntería para asegurar el resultado.
El delantero del Barcelona exigió por primera vez a Enyaema a los 5 minutos de la primera parte, con un remate desde la medialuna del área que manoteó el arquero sobre su palo derecho para mandar la pelota al córner.
Cuando se retrasó para buscar juego se encontró con Juan Sebastián Verón cuando la Selección bajó la marcha y fue momento de dormir el trámite.
A los 18’ otra vez estuvo cerca del gol con un disparo idéntico al primero, sin embargo Enyaema se transformó en una barrera impenetrable para descolgar el balón del ángulo.
Lo último de Messi en la primera parte fue, a los 36’, una apilada y otra prueba al arco sin éxito. Cuando Messi entró en juego y tocó la pelota le imprimió electricidad al ataque albiceleste.
En los primeros minutos del complemento Nigeria se animó y Argentina se replegó corriendo riesgo la victoria, pasando Messi a ser una figura en la que el equipo descansó cuando se le pudo pasar la pelota.
El tramo final del segundo tiempo mostró un Messi hilvanando paredes con Tevez, Higuaín y Angel Dí María, en algunas cosas definiendo sin puntería sus compañeros y en otras el rosarino tuvo mala fortuna.
Argentina remató 18 veces a lo largo de los noventa minutos y de esos remates diez fueron al arco. Lo cierto es que un 90 por ciento de los ataques albicelestes pasaron por sus pies.
El único error que cometió con la pelota en sus pies ocurrió recién a cinco minutos del final, cuando erró una pared con Tevez.
En definitiva esta actuación de Messi en el estadio Ellis Park de Johannesburgo fue el primer paso para un futbolista que llegó a Sudáfrica con el cartel de máxima figura, y el ambiente de la pelota espera mucho más de él a lo largo de la Copa del Mundo.