LOS RESTOS DE KIRCNER DESCANSAN EN RIO GALLEGOS

Luego de 26 horas de velatorio en la Casa Rosada, el féretro del ex presidente fue trasladado a Río Gallegos, su ciudad natal, en donde será sepultado en una bóveda familiar.

Tras dos horas y media de marcha, el cortejo fúnebre que lleva los restos del ex presidente Néstor Kirchner llegó este viernes a la noche al cementerio de Río Gallegos para la inhumación.
Abriéndose paso ante la multitud que salió a las calles para despedir a "Lupo", tal como lo conocían en su ciudad natal, la caravana de autos avanzó a paso de hombre desde el aeropuerto local, en medio de infinidad de muestras de afecto.

El cortejo fúnebre con los restos del ex presidente Néstor Kirchner se había iniciado su recorrido entre el aeropuerto de Río Gallegos y el cementerio municipal pasadas las 17.35.
Ante una multitud que obligó a un andar lento por las afueras de la ciudad santacruceña, la caravana acompañó el traslado del cuerpo de Kirchner con la custodia de su esposa y presidenta Cristina Fernández y sus hijos Máximo y Florencia.


Una vez en el cementerio municipal, se celebrará una misa y luego los restos del ex presidente serán llevados a un panteón familiar, en lo que será una ceremonia íntima.
El cuerpo había arribado a las 17.30 al aeropuerto santacruceño de Río Gallegos, antes de que comenzara el traslado al cementerio de la ciudad donde será depositado en un panteón familiar.


Realizó un vuelo de menos de tres horas, que era el lapso estipulado para recorrer la distancia entre la Ciudad de Buenos Aires y el aeropuerto santacruceño.
La presidenta Cristina Kirchner fue la primera en descender de la aeronave y fue saludada por el gobernador provincial Daniel Peralta.

En la estación aérea también se encontraban el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el presidente venezolano Hugo Chávez.