Macri todavía no se definió por su reelección o la Presidencia

El jefe de Gobierno de la Ciudad aún no decidió si peleará por un segundo mandato o si se sumará a la carrera a la Casa Rosada. Advirtió que las elecciones en la Capital podrían  despegarse de las presidenciales si no se aprueba el Presupuesto en la sesión del 17 de diciembre próximo

 

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aún no confirmó su postura entre la ciudad y la Nación, y no descarta la posibilidad de pelear por una doble candidatura. Mientras advierte la posibilidad de adelantar las elecciones porteñas con la mira puesta en la reelección, sigue trabajando sobre su candidatura de cara a las presidenciales.

Macri no descartó ayer la posibilidad de adelantar las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires el próximo año, en medio de fuertes acusaciones a la oposición por sus exigencias para aprobar el Presupuesto.

Luego de encabezar el Encuentro Nacional del PRO, Macri denunció que la oposición intenta "desestabilizar al Gobierno de la Ciudad" al poner "palos en la rueda" para aprobar el Presupuesto 2011 y, en ese contexto, metió presión al advertir que podría despegar los comicios locales de los nacionales. "Hay un comportamiento muy cuestionable de su parte. La oposición está lanzada a que no podamos trabajar, tratando de obstruir las obras", se quejó el líder del PRO en declaraciones a la prensa.

En ese momento, se le preguntó si de no aprobarse el Presupuesto en la sesión del 17 de diciembre próximo se podría derivar en un adelantamiento de las elecciones para jefe de Gobierno porteño, a lo que Macri respondió: "No descartamos nada".

La posibilidad de un adelantamiento de los comicios porteños se produce luego de que sectores del PRO dejaran trascender que Macri podría embarcarse en el verano a una campaña para su reelección para luego pelear por la Presidencia en las generales de octubre con mejores chances. Durante el discurso, el jefe de Gobierno porteño alentó a "seguir redoblando esfuerzos para instalar al PRO en el orden nacional".

El encuentro se desarrolló en el Sindicato de Trabajadores de la Alimentación del centro porteño, donde Macri asistió pasadas las 12:30 para pronunciar su discurso ante 300 dirigentes partidarios de diversos lugares del país.

El líder del PRO remarcó ante sus partidarios "la importancia de seguir trabajando cerca de la gente" y agregó: "Hemos recorrido el país todo el año y nos hemos convencido de que hay otra Argentina posible que quiere trabajar, quiere producir y crecer".

"Hemos tenido un gran crecimiento este año como espacio político y tenemos que seguir redoblando esfuerzos para continuar instalando al PRO en el orden nacional", exhortó el mandatario porteño.

Si bien fuentes del macrismo afirman que no está descartada la posibilidad de que busque su reelección en la Ciudad, el jefe de Gobierno mantiene un discurso de tono presidencialista y en cada acto los partidarios del PRO lo proclaman candidato a la Casa Rosada en 2011.

De hecho, en el Encuentro Nacional del PRO los dirigentes y militantes del partido no sólo analizaron la gestión del Gobierno de la Ciudad y la labor parlamentaria en los niveles nacional y provincial, sino que además se propusieron fijar las metas de campaña con vistas al próximo año electoral. Al encuentro asistieron concejales, diputados y senadores nacionales y provinciales, los ministros del Gabinete porteño, la Mesa Nacional de Campaña, la Mesa Nacional de Juventud y dirigentes de la Fundación Pensar, el "think tank" del macrismo.

Además de Macri, también tomaron la palabra el jefe de campaña, Humberto Schiavonni; el diputado bonaerense, Jorge Macri; el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y los diputados nacionales Federico Pinedo, Soledad Martínez y Gladys González. También, dieron sus respectivos discursos el ministro de Desarrollo Económico porteño y dirigente de Fundación Pensar, Francisco Cabrera, y el secretario general de Gobierno, Marcos Peña.