Más ministerios y menos secretarías para la nueva gestión gubernamental

Más ministerios y menos secretarías para la nueva gestión gubernamental

En la nueva “orgánica” se destaca la creación del Ministerio de Seguridad y la pérdida de autonomía de DD.HH., así como la jerarquización de las áreas de Trabajo y Transporte

Finalmente, y a pocos días de asumir como Gobernador, José Manuel de la Sota envió a la Legislatura provincial la modificación a la Ley N° 9454, que determina la estructura orgánica del Poder Ejecutivo. La misma, tomó estado legislativo el pasado miércoles, y se espera que sea aprobada el próximo 21 de diciembre.
De acuerdo al proyecto, la próxima administración contará para su funcionamiento con un total de 16 ministerios, 3 secretarías y 5 agencias, contra los 10 ministros, 6 secretarios y 4 agencias actuales.
Así, entre las nuevas áreas ministeriales que se crean, y las que son elevadas de secretarías a Ministerio, están: Jefatura de Gabinete (que reemplaza a Gobierno); Justicia y Derechos Humanos, mediante el cual DD.HH. pierde la autonomía de la que gozaba al desaparecer como Secretaría, Infraestrucura; Transporte y Servicios Públicos, a cargo de la implementación del boleto estudiantil; Industria, Comercio y Minería, en la cual aparece esta última como tal y toma autonomía propia Trabajo, al ser ahora Ministerio; Agua, Ambiente y Energía, al eliminarse la Secretaría de Ambiente; Seguridad, creado a partir de la decisión del gobernador de priorizar la prevención del delito; Administración y Gestión Pública, que tendrá a su cargo todo lo relativo a la organización y funcionamiento de la Administración Pública, el diseño, desarrollo e implementación de proyectos en materia administrativa, de gestión de capital humano. Y la de Planificación, Inversión y Financiamiento, que reemplaza a la actual Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento, otorgando rango ministerial al área encargada de todo lo inherente a la formulación seguimiento y control de las políticas de planificación, inversión y financiamiento; a la coordinación, seguimiento y evaluación de programas y proyectos de inversión con financiamiento; al diseño, implementación y control de políticas y sistemas de promoción, subsidios o asistencia.
En cuanto a las secretarías, desaparecen todas las actualmente existentes (General de la Gobernación, de la Función Pública, Cultura, que pasa a ser Agencia, Ambiente, Mujer, Niñez, Adolescencia y Familia, y Derechos Humanos), creándose las de Comunicación Pública, Audiencias y elevando a la Región Centro a la categoría de Secretaría de Estado, con el nombre de Integración Regional.
En cuanto a las agencias, se crean la de Promoción de Empleo y Formación Profesional, a cargo de las becas previstas para los primeros empleos profesionales; Córdoba Joven, encargada de diseñar los planes atinentes al desarrollo integral del joven; y la Córdoba Cultura Sociedad del Estado (al desaparecer la misma como Secretaría).