Médicos se movilizan en reclamo de mejoras salariales y laborales

Desde las 9, médicos y paramédicos protestan partiendo del Polo Sanitario hacia el Ministerio de Salud. La atención al público en nosocomios de la Capital y del interior está resentida desde las 0 de hoy.

Varias protestas por mejores condiciones laborales y salariales, entre otros reclamos, se conjugan desde las 9 en el Polo Sanitario donde los trabajadores de distintos sectores marchan hacia el Ministerio de Salud provincial. El grupo de médicos autoconvocados y de residentes saca su reclamo a las calles resintiendo la atención en los distintos hospitales públicos tanto de la ciudad de Córdoba como también del interior.

Los trabajadores no alineados en el Sindicato de Empleados Públicos, y representados por ATE y la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), junto a Autoconvocados e independientes, decretaron desde las cero de hoy un paro de tareas exigiendo una recomposición salarial y la unificación de las leyes de salud y de la libertad sindical. Carlos Altamirano, delegado sindical del grupo, dijo ayer a este medio que se sumarán a la medida médicos de la Maternidad Provincial, el Materno Neonatal y el Hospital de Niños de manera total, y de manera parcial el Tránsito Cáceres de Allende, el Misericordia y el Rawson. Asimismo, desde el interior adhieren los hospitales de Bell Ville, Villa María, Villa Dolores, Cruz del Eje, Colonia Santa María, Domingo Funes (que realiza paro por tiempo indeterminado), Alta Gracia y Santa Rosa de Calamuchita. “La medida consta de un paro desde las 00 de mañana con movilización al Ministerio de Salud. Pedimos un incremento salarial que lleve el sueldo inicial del sector de la salud al valor de la canasta básica según la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), es decir, superior a cinco mil pesos.”, dijo Altamirano.

En paralelo, bajo el lema “36 horas sin dormir, ¿te opero o te medico?”, unos dos mil profesionales residentes nucleados en la Asamblea de Médicos en Formación pedirán nuevamente la eliminación de los cargos no rentados, la reducción de las horas de guardia, y un marco legal que iguale la tarea en el sector público y privado. “Somos profesionales en formación pero cumplimos tareas similares al personal permanente. Peleamos por nuestra dignidad, no somos reconocidos como trabajadores y estamos trabajando de corrido 36 horas”, dijo Arturo Solaro, representante del sector. Con todo ello, el Polo Sanitario de la Bajada Pucará, donde se concentran gran parte de los nosocomios provinciales de la Capital, será el punto desde donde marcharán hacia la cartera sanitaria donde exigirán una reunión el ministro Oscar González.

Conflicto en el de Urgencias

En el ámbito de la salud municipal también hay un conflicto latente: el personal del hospital de Urgencias está reclamando la incorporación de nuevos agentes que puedan hacerle frente a la creciente demanda que registra el centro de salud. Para ello, a modo de protesta, los trabajadores decidieron comenzar a retirar camas de las distintas áreas dejando sólo la cantidad que se corresponde con el personal que hay hoy a disposición de los pacientes. La secretaria de Salud, Marcela Almagro, reconoció ayer el problema y dijo que, como una solución parcial, se reprogramarán las cirugías para concretar en hospitales provinciales como el Misericordia o el Córdoba Actualmente el hospital municipal cuenta con un solo anestesista. No obstante, el secretario de salud gremial, Darío Sánchez, dijo al cierre de esta edición que aún no habían sido notificados sobre esas posibles derivaciones pero además las consideró de “muy difícil realización por la responsabilidad que significa para los médicos derivar pacientes y encima a hospitales que tienen los mismo problemas que nosotros”.