Por penales, Paraguay eliminó a Brasil y pasó a las semifinales

 17/07/2011 |  Luego del empate sin goles en los 90 minutos y en los 30 de alargue, los guaraníes clasificaron a través de los tiros desde los 11 metros. Los brasileños fallaron sus cuatro disparos. La serie terminó 2 a 0.

Paraguay se clasificó semifinalista de la Copa América, al vencer a Brasil por 2 a 0 en la definición por tiros penales, en un encuentro disputado este domingo en La Plata, tras haber igualado en cero durante el tiempo reglamentario y la prórroga.

En la tanda de penales los brasileños fallaron los cuatros remates que ejecutaron.

La gran figura del partido fue el arquero guaraní Justo Villar, quien se lució una y otra vez ante los jugadores brasileños durante el juego y además le contuvo un penal a Thiago Silva.
Pero Brasil definió su propia suerte en este certamen, al que llegó como bicampeón (ganó en Perú 2003 y Venezuela 2007), con una sorprendente falta de puntería en los 120 minutos de fútbol, donde contó con una decena de chances, y aún peor en la definición por penales donde erró los cuatro que ejecutó.
Paraguay, que aguantó a su rival como pudo, jugará en semifinales gracias a los goles de Marcelo Estigarribia y Cristian Riveros.
El fútbol, que no entiende de justicias, dejó a otro de los candidatos fuera de la lucha por el título, tras las eliminaciones de Colombia y Argentina.
El primer tiempo dejó en claro las intenciones de uno y otro: Brasil asumió el protagonismo y Paraguay jugó de contraataque.

El seleccionado brasileño con un dibujo táctico “elástico” no pasó sobresaltos en defensa, manejó la pelota con criterio en la mitad de la cancha y dispuso de las mejores situaciones de gol.
El 4-2-1-3 que por momentos se convirtió en un 4-3-3 y en otros en un 4-2-3-1 le dio al equipo de Mano Menezes volúmen de juego y además le permitió marcar el ritmo del partido.
Brasil generó su mejor fútbol a partir del despliegue y la claridad conceptual de Ramires y Lucas Leiva, su doble cinco; de algunas pinceladas de Robinho, que dejó su lugar de delantero para convertirse en organizador; pero mostró su peor faceta en la definición, principalmente de Neymar.

De hecho, el joven atacante de Santos, la última joya brasileña, tuvo el gol en dos oportunidades, pero ambos disparos no encontraron el arco.

Y las otras dos ocasiones la protagonizaron dos defensores: Lucio y André Santos, con igual impericia que Neymar.

Brasil fue superior, sin brillar, porque Paraguay jugó a no jugar.

Es que el conjunto del argentino Gerardo Martino (ex Newell´s) se limitó sólo a defender y jamás inquietó a Julio César.

El 4-4-2 inamovible no dejó lugar al juego asociado, aunque si le dio solidez defensiva a un equipo que tuvo como mejor - y única- virtud presionar en la mitad de la cancha y anular el circuito futbolístico: Ganso-Robinho-Pato-Neymar.

La línea defensiva casi no mostró grietas -y cuando las tuvo apareció Justo Villar o la falta de definición de los delanteros rivales- y el mediocampo apeló a la garra y entrega para contrarrestar el juego brasileño.

Darío Verón, en la última línea, y Víctor Cáceres y Cristian Riveros, en la mitad de la cancha, fueron los pilares del seleccionado guaraní.

Pero sus dos hombres de ataque, Nelson Haedo Valdéz y Lucas Barrios, casi no gravitaron en el partido porque el equipo estuvo “partido”, ya que no hubo un nexo entre ellos y los volantes.

El segundo tiempo siguió la tónica del primero: un Brasil ofensivo y un Paraguay replegado, pero levemente más ambicioso.

Neymar tuvo el gol por tercera vez en sus pies, pero volvió a fallar, aunque en esa oportunidad un defensor paraguayo evitó la caída de su arco. Y apareció nuevamente, pero con la misma ineficacia que en las jugadas anteriores.

Martino mandó a la cancha a Edgar Barreto por Enrique Vera y Paraguay ganó en dinámica y presencia en campo rival.
Sin embargo, Brasil tuvo otra chance en un remate del intermitente Ganso, que despejó, de manera brillante, Villar, quien nuevamente estuvo extraordinario frente a sendos disparos de Pato.
Y para dejar aún más en claro su supremacía otro cabezazo de Fred (ingresó por un errático Neymar) se encontró con una salvada providencial de Barreto.
Paraguay, a esa altura, sólo se defendía y apostaba a algún contraataque. Pero el único pilar del empate era Villar. Y con eso le alcanzó para llegar al suplementario.

Brasil, que mereció largamente el triunfo, pero que falló una y otra vez en ataque, nunca renunció a su fútbol. Y Paraguay, fiel a su estilo, no dejó de meter y luchar, aunque no atacó.

El primer tiempo suplementario sólo dejó las expulsiones de Lucas Leiva, de Brasil, y Antolín Alcaraz, de Paraguay, por mutua agresión y el segundo la voluntad brasileña y el aguante guaraní y un remate de Haedo Valdéz. Apenas eso.

Entonces llegó el momento de los penales. Y ahí se impuso Paraguay o mejor dicho se eliminó Brasil que falló los cuatro tiros que ejecutó: Elano, Thiago Silva, André Santos y Fred. La tristeza no tiene fin y penó en la pena máxima.
Síntesis:

Brasil:
Julio César; Maicon, Lucio, Thiago Silva y André Santos; Ramires, Lucas Leiva y Ganso; Robinho, Alexandre pato y Neymar. DT: Mano Menezes.
Paraguay: Justo Villar; Darío Verón, Paulo Da Silva, Antolín Alcaraz y Aureliano Torres; Enrique Vera, Víctor Cáceres, Cristian Riveros y Marcelo Estigarribia; Nelson Haedo Valdez y Lucas Barrios. DT: Gerardo Martino.
Cambios en el segundo tiempo: 17’ Edgar Barreto por Vera (P); 25’ Elvis Marecos por Torres (P); 35’ Fred por Neymar (B) y 37’ Hernán Pérez por Barrios (P).

Cambio en el primer tiempo suplementario: 9’ Lucas Moura por Ganso (B).

Cambio en el segundo tiempo suplementario: 5’ Elano por Alexandre Pato (B).
Incidencias: Primer tiempo suplementario: 12’ expulsados Alcaraz (P) y Lucas Leiva (B), por agresión mutua.
Amonestados: André Santos y Maicon (B); Vera, Edgar Barreto, Marecos y Estigarribia (P).
Definición por penales:
Brasil:
desviaron sus remates Elano, André Santos y Fred. Villar (P) atajó el tiro de Thiago Silva. Paraguay: convirtieron Estigarribia y Riveros. Edgar Barreto desvió su disparo.
Árbitro: Sergio Pezzotta (Argentina).
Cancha: Estadio Ciudad de La Plata.