Se confirmó que hubo una explosión

Se confirmó que hubo una explosión

23/11/2017 Lo indicó el vocero de la Armada, Enrique Balbi. "Se recibió información que fue un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear", detalló. "Seguimos buscando el submarino", agregó.

 

Una organización internacional de control de actividad atómica confirmó que se registró una explosión en el Atlántico Sur el día de la desaparición del submarino ARA San Juan.

 

Así lo indicó esta mañana el capitán Enrique Balbi, vocero de la Armada Argentina, al señalar que la novedad fue transmitida a las autoridades nacionales por medio del embajador en Austria, Rafael Grossi, quien integra la organización que detectó la explosión.

"Un evento anómalo, corto, violento, singular y no nuclear, coincidente con una explosión", es la información que fue transmitida directamente a los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa.

El estallido se produjo a las 10:31 del miércoles 15 de noviembre y la información coincide con la "anomalía hidroacústica" detectada por medios militares de los Estados Unidos a 30 millas al norte del lugar en el que provino la última comunicación del submarino, tres horas y media antes.

La novedad causó desazón e indignación entre los familiares de los tripulantes, que fueron comunicados poco antes de la conferencia de prensa, que por primera vez se celebró en el interior del edificio Libertad.

 

Itatí Leguizamón, esposa de uno de los 44 tripulantes del submarino, aseguró que le admitieron que el submarino "cayó por un talud a tres mil metros de profundidad".

"Yo ya no tengo esperanzas de que esté con vida. Esto es producto de 15 años de abandono", sostuvo, al hacer alusión a una presunta falta de mantenimiento del sumergible.

Más temprano, se había conocido una información emanada de la agencia inglesa Reuters, sobre el hallazgo de un objeto en el fondo del Atlántico por parte de un avión de los Estados Unidos.

"No hay ninguna información oficial al respecto", afirmó el capitán Balbi.

Por otro lado, Balbi aseguró que la avería en las baterías comunicada por el capitán del submarino había subsanado y no "hay que asociar la explosión" con ese evento.