Solo entre La Calera y Carlos Paz ardieron más de 1.500 hectáreas

Solo entre La Calera y Carlos Paz ardieron más de 1.500 hectáreas

23/08/2017 - Fue el mayor incendio de este año: se inició el viernes y afectó bosques nativos. Anoche, un foco activo llegó hasta la autopista Córdoba-Carlos Paz, cerca de Yocsina.

De la multiplicidad de incendios que agitaron a Córdoba en los últimos días, el mayor fue el que quemó una vasta geografía serrana entre La Calera, Malagueño y el dique San Roque.

Por dimensión, y por tratarse de una zona dominada por bosque nativo bien preservado, es el que implica el mayor daño ambiental.

Hasta el lunes, las imágenes satelitales estimaban unas 1.300 hectáreas afectadas en ese corredor, según se admitía en el Plan Provincial de Manejo del Fuego. Con los focos nuevos y los rebeldes reinicios de ayer, la suma superará ya las 1.500 hectáreas.

Para comparar: en siete meses­ de 2017, los incendios habían quemado menos de mil hectáreas en toda Córdoba. Ahora en cinco días, se sumarían más de dos mil y 1.500 de ellas se corresponden a este único y expandido foco, cercano a la Capital provincial.

La mayor parte del área afectada forma parte de una zona protegida, que desde 2012 fue declarada por ley como Reserva Natural de La Defensa La Calera. Son tierras militares que están destinadas a permanecer como bosque nativo: 14 mil hectáreas que se convierten en el pulmón verde más grande del Gran Córdoba, entre Sierras Chicas, la Capital y el sur de Punilla.

Fotos: Facebook Bomberos Voluntarios La Calera

Ahora, más de 1.500 hectáreas resultaron quemadas. Ese monte, de los mejor conservados en Córdoba, demandará largos años para restablecerse.

Otro impacto inmediato es la disminución de la fauna silvestre que habita esos paisajes. Y un tercero, que se hará evidente en algunos días o semanas, es que las lluvias arrastrarán las cenizas por las pendientes que terminarán, según las zonas, en el lago San Roque o en el río Suquía. En uno y otro caso, agravarán el cuadro de mala calidad de sus aguas.

Secuelas

“Unas 1.500 hectáreas arrasadas equivalen a dos mil canchas de fútbol”, calculó Daniel Díaz Romero, integrante del movimiento Sala de Prensa Ambiental, que se ocupa en Sierras Chicas del análisis de estos acontecimientos. “En las quebradas del sector este de la reserva, el fuego arrasó bosque serrano de horco quebrachos y molles. En el oeste, el fuego bajó con dirección al dique San Roque por lo que las cenizas que quedaron acumuladas tras el paso del fuego bajarán al embalse cuando se produzcan las próximas lluvias. Hacia el este, esas lluvias transportarán las cenizas al cauce del río Suquía”, apuntó Díaz Romero.

Las lluvias, que quizá lleguen el sábado según los pronosticadores, aliviarán la situación tras tantos días de viento y baja humedad, pero a la vez arrastrarán las cenizas que el fuego dejará como herencia.

Anoche quedaba activo sólo uno, en el mismo sector entre La Calera y Malagueño donde se sucedieron varios en estos días. Era un fuego complicado que descendió del cerro Mogote hacia la autopista Córdoba-Carlos Paz.

En ese sector, el aire se tornó irrespirable por el humo, por lo que algunas familias de unas torres cercanas decidieron autoevacuarse anoche. Esto ocurrió en el sector comprendido entre Yocsina y las torres Milénica.

En el resto del territorio provincial hubo al menos una veintena de focos, pero controlados antes de su expansión.

 

En el dia de ayer se trabajo en un incendio en campo militar, con 4 dotaciones de La Calera, Tanti, Carlos Paz, Valle Hermoso, Bomberos Voluntarios Bialet Massé, Saldan, Cosquin, Malagueño. Se conto con la colaboracion de 2 aviones hidrantes y personal de Ejercito.
La afectacion fue de 30 hectareas.

Luego de un arduo trabajo, se logro extinguir el foco de incendio en B° Dr. Cocca.
La afectación fue de 10 hectáreas.
Trabajaron dotaciones de La Calera, Cosquin, Valle Hermoso, Villa Giardino y Mendiolaza.