Una multitud disfrutó del sublime desfile del Bicentenario

 25/05/2010 |02:50 Dos millones de personas se deleitaron con el evento. Hubo dos mil artistas en escena. La majestuosa puesta en escena fue coronada con un show de fuegos artificiales. Más temprano, se proyectaron imágenes históricas en 3D sobre el Cabildo.

Más de dos millones de personas asistieron hoy al cierre de los festejos por el Bicentenario de la Patria en el centro porteño, que esta noche era epicentro de una masiva fiesta popular.La cantidad de personas estimada por las autoridades duplicó este 25 de mayo la concurrencia de las jornadas anteriores de los festejos, que habían comenzado con menos pretensiones el viernes pasado sobre la avenida 9 de Julio.


"Hace mucho tiempo que no se veía nada así", comentó al pasar Guillermo, un padre de familia que se acercó a la principal avenida porteña junto a su mujer y sus pequeños hijos, mientras procuraba abrirles paso entre la multitud.
La celebración -cuyo costo aún no fue difundido por el Gobierno- se desarrolló durante cinco días y tuvo un rasgo federal, con la presencia de todas las provincias en el Paseo del Bicentenario y la música como elemento unificador.

Expresiones populares como el folclore, la cumbia, el rock y el tango tuvieron un destacado espacio dentro de los festejos, con recitales que tuvieron una multitudinaria audiencia y con un desfile final deslumbrante encabezado por el grupo Fuerza Bruta.


El desfile compuesto por carrozas alegóricas a hitos de la historia argentina de las últimas décadas revivió, entre otros, el 17 de Octubre de 1945, las dictaduras recientes, las Madres de Plaza de Mayo, la Guerra de Malvinas, los padecimientos del Corralito, la industria nacional y el regreso de la democracia con Teatro Abierto fueron algunas de las representaciones.

Minutos antes de las 23.00 el cielo de la ciudad se colmó por un show de fuegos artificiales, como preanuncio del cierre de los festejos.
A esa hora, la presidenta Cristina Kirchner, que había participado activamente del ultimo tramo de los festejos (bailó con las murgas de carnaval cy arrojó espuma con un aerosol) y sus invitados se dirigieron a la Casa Rosada para participar de la cena de gala.

Los imponentes fuegos artificiales en el Obelisco y la entonación del Himno Nacional por parte de una multitud en plena 9 de Julio, al comenzar el día del Bicentenario, fueron otro de los momentos sublimes que seguramente permanecerán en el recuerdo de quienes estuvieron allí presentes o siguieron las imágenes por televisión.
La tecnología tuvo un papel destacado dentro de los festejos, con las proyecciones en 3D sobre las fachadas del Teatro Colón, en su reapertura, y sobre el frente del Cabildo en el cierre de los festejos.

 

 La emisión de un video mapping 3D, sistema que utiliza una técnica innovadora que consiste en adaptar la proyección a la arquitectura del edificio, sirvió para mostrar distintos momentos de la historia del emblemático teatro y de la historia argentina a lo largo de sus 200 años.
La última jornada tuvo como cierre a un desfile protagonizado por más de dos mil artistas que marcharon desde el Cabildo hasta el Obelisco, para luego recorrer el Paseo del Bicentenario, sobre la avenida 9 de Julio.


El espectáculo incluyó la participación del grupo Fuerza Bruta que realizó una actuación en Plaza de Mayo, que luego continuó mientras se trasladó por Diagonal Norte hasta 9 de Julio y desde allí hasta la avenida Independencia.
La música volvió a ser protagonista en el final de los festejos con un recital en la 9 de Julio a cargo de Fito Paéz y otros artistas invitados como la murga uruguaya Agarrate Catalina.