VALIOSA VICTORIA DE ARGENTINA ANTE NIGERIA POR 1-0

Valiosa victoria de Argentina ante Nigeria por 1-0

 12/06/2010 | 13:30 Venció con un tempranero cabezazo de Heinze. El arquero rival fue figura. Le tapó varios tiros con destino de red a Messi.
 

El único gol del partido lo marcó el defensor Gabriel Heinze, a los cinco minutos del partido jugado en el estadio Ellis Park, de Johannesburgo.
Lionel Messi, por actitud, por ganas y por algunas cosas de su talento, fue la figura del equipo, aunque al final tuvo que aparecer el arquero Sergio Romero para evitar el empate rival.
El próximo partido del seleccionado argentino será el jueves que viene, otra vez en Johannesburgo, pero esta vez en el estadio Ellis Park, ante Corea del Sur, que por el mismo grupo del equipo de Diego Maradona hoy venció a Grecia.
El seleccionado argentino se paró como se esperaba, con Javier Mascherano delante de la línea de cuatro, Juan Sebastián Verón delante de él, Ange Di María por izquierda, con Carlos Tevez y Lionel Messi sueltos y bien adelante, como cabeza de área Gonzalo Higuaín.
A la hora de retroceder por lo general Tevez se ubicó como un volante por derecha, porque Jonás Gutiérrez siempre quedó como lateral, más allá de ser salida cuando era necesario.
Pero de entrada se notaron que las diferencias entre un equipo y otro eran muy grandes. La jerarquía de las estrellas argentinas, que intentan ser un equipo, fueron desde el inicio demasiado para los africanos.
A los tres minutos comenzó a aparecer Messi, apilando jugadores por izquierda y sirviéndole el gol a Gonzalo Higuaín, quien sólo, a metro y medio del arco, tiró la pelota fuera. Fue el primer aviso serio del equipo de Maradona.
Dos minutos después, otra vez el astro del Barcelona apareció, con un remate suave, que el arquero nigeriano con esfuerzo mandó al córner.
Y de ese córner llegó el primer gol del partido: un centro preciso de Juan Sebastián Verón y Heinze sin marca y de palomita estableció el 1 a 0.
Si "el Pipita” Higuaín hubiera estado fino, a los 20 minutos del primer tiempo el seleccionado argentino hubiera estado ganando 3 a 0. Pero el delantero del Real Madrid no entró en sintonía con el arco.

Los nigerianos, que en un momento mostraron algunas cosas interesantes, como seis o siete pases seguidos, nunca le pudieron encontrar la vuelta para lastimar al equipo argentino.
Cuando llegaron con situaciones de mediano riesgo fue por errores de la defensa argentina, que se mostró imprecisa, sobre todo cuando la pelota pasó por los pies de los cuatro que Maradona dispuso para el fondo.
Argentina, pese a mostrarse superior como equipo, pagó caro el flojo rendimiento de algunas de sus individualidades, como Verón y Tevez, quienes nunca pesaron en el juego, más un irregular rendimiento de Di María.
Pese a algunos errores, la victoria en la etapa inicial nunca corrió peligro.
En el segundo tiempo Nigeria se paró unos metros más adelante, el seleccionado argentino, quizás empujad por el rival, retrocedió más de lo recomendable, y tuvo que sufrir algunos embates del rival.
Fue ahí cuando Messi, sin ser el del Barcelona, mostró actitud e intentó ponerse el equipo al hombro.
De los pies del talentoso diez argentino llegó lo mejor del equipo de Maradona, pero todo dependió de que Messi gambeteara a todos los africanos porque sus compañeros estuvieron lejos de jugar en su misma sintonía.
Entonces, lo de Argentina en el segundo tiempo se diluyó en ataque y eso agrandó a un rival, que no tenía otra alternativa que salir a buscar el empate.

Y cuando Nigeria se acercó apareció el gran acierto del ciclo de Maradona, que fue la decisión de darle el arco titular argentino a Sergio Romero, quien con solvencia salvó al equipo.
Martín Demichelis mostró muchas imprecisiones, Jonás no se sintió cómodo como lateral derecho y Samuel y Heinze fueron los mejores de una defensa que arrancó firme y terminó siendo endeble.
Maradona buscó con los ingresos de Maxi Rodríguez, quien reemplazó al flojo Verón, y Diego Milito más fuerza arriba, pero a los dos ingresados les costó entrar en partido.
El ingreso de Martins le dio otro fútbol a Nigeria, que se acordó tarde de atacar y respetó demasiado al seleccionado argentino, sobre todo en la etapa inicial.
Al final, el seleccionado argentino ganó merecidamente, sin sobrarle nada, pero empezando con el pie derecho en el Mundial, sabiendo que debe mejorar para aspirar a ganar el título.

Síntesis:
Argentina: Sergio Romero; Jonás Gutiérrez, Martín Demichelis, Walter Samuel y Gabriel Heinze; Javier Mascherano; Juan Sebastián Verón y Angel Di María; Lionel Messi, Carlos Tevez y Gonzalo Higuaín. DT: Diego Maradona.

Nigeria: Enyeama; Yobo, Taiwo, Shittu y Yacubu; Kaita, Haruna, Odiah y Obinna; Obasi y Etuhu. DT: Lars Lagerback.

Goles en el primer tiempo: 5´ Gabriel Heinze (Arg)

Cambios en el segundo tiempo: 7´ Obafemi Martins por Obinna (Nig); 15´ Peter Odemwingie por Obasi (Nig); 28´ Maximiliano Rodríguez por Verón (Arg); 29´ Kalu Uche por Taiwo (Nig); 33´ Diego Milito por Higuaín (Arg); 39´ Nicolás Burdisso por Di María (Arg)

Amonestados: J. Gutiérrez (Arg); L. Haruna (Nig)
Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania).

Estadio: Soccer City.