Cómo se originó el brote de Covid-19 en el Hospital Italiano

Un informe del Ministerio de Salud de Córdoba señala que el personal circulaba por todos los pisos del nosocomio. Incluso detalla que las enfermeras no usaban guantes ante pacientes sin coronavirus. 

Un informe del Ministerio de Salud de Córdoba publicado el lunes describe con detalles la evolución del brote de coronavirus en el Hospital Italiano, foco de infección en la ciudad de Córdoba que ya registra 104 casos y ocho muertes.

El documenta revela que tanto las enfermeras asignadas a las áreas limpias, médicos, camilleros y el personal de limpieza, "circulaban por todos los pisos del hospital y resultaba muy difícil determinar las áreas de circulación". Es importante destacar que los pisos 1º y 5º estaban asignados para las áreas de Unidad Coronaria (no Covid-19).

"En el interrogatorio a las enfermeras que trabajaban con pacientes en los que no se sospechaba Covid-19, ellas ratifican el uso de barbijo quirúrgico, pero el uso de guantes era únicamente para realizar higiene, y la toma de signos vitales la realizaban sin guantes", agrega el informe.

Cronología del brote

El 20 de abril, tras la confirmación de un caso positivo de Covid-19 en un guardia del Hospital Italiano, comienza la investigación epidemiológica en busca del nexo que pudiera originar este caso.

Se trata de un guardia de seguridad que circula por todos los pisos del nosocomio, razón por la cual se solicita a la Infectóloga del Hospital Italiano que realice la investigación correspondiente, a fin de estudiar sus contactos estrechos.

Se detectaron 10 contactos estrechos, cuatro de ellos compañeros laborales, cinco contactos familiares y un amigo viajero de Brasil. Todos resultaron negativos para Covid-19.

El 25 de abril se identifica un segundo caso dentro de la institución, correspondiente a una enfermera que atendía pacientes confirmados para Covid-19 y no tenía relación con el guardia.

Se realiza la investigación de 16 contactos, resultando uno de ellos positivo. Este contacto es familiar de la enfermera. Por este motivo, se comienza a intervenir y supervisar las actividades de vigilancia y control dentro de la institución.

El 29 de abril se confirma un tercer caso, correspondiente a otra enfermera, quien trabajaba en el primer y quinto piso de la institución (pisos no Covid-19). De la búsqueda activa de contactos se identifican 24 personas, de las cuales cuatro resultaron positivas (una enfermera, un personal de limpieza y dos pacientes).

Al identificar estos dos casos y buscar sus contactos, se sospecha de otro paciente que había compartido habitación con los anteriores. El mismo había ingresado el 14 de abril por oclusión intestinal y el 20 de abril se le diagnostica neumonía por TAC, sin sospechar Covid-19, por lo cual se lo deriva a la UCO (zona limpia) el 23 de abril.

El 30 de abril, cuando se confirman los otros dos casos en pacientes internados, se indica realizar el hisopado al último. Ese mismo día por la noche, el Gobierno provincial declara la cuarentena en el Hospital Italiano.

El 11 de mayo el Ministerio de Salud decidió trasladar a las personas que se encontraban internadas en el Hospital Italiano e indicó que todo el personal que se encontraba trabajando comience una cuarentena estricta.

Los traslados se realizaron en etapas y, hasta el 16 de mayo, de las 51 personas internadas, 20 aún permanecen en la institución, dos fueron trasladadas al Hospital San Roque, 24 al Hospital Rawson, tres fueron dadas de alta y dos fallecieron (una con diagnóstico confirmado de COVID-19).