El San Roque ya aplica el acompañamiento a pacientes graves

El director del Hospital, Carlos Cánovas, dijo que "desde hace tiempo" tomaron medidas para que los familiares puedan pasar un momento con sus seres queridos.

Luego de que una familia de Río Tercero presentara un amparo para visitar al padre, viudo, e internado en grave estado por Covid-19, desde el Hospital San Roque aseguraron que antes de ser notificados por la Justicia, ya habían permitido a los hijos verlo por contar desde hace tiempo con un protocolo al respecto.

Este miércoles se conoció la noticia de que la Cámara en lo Civil de los tribunales de Río Tercero dio lugar al amparo para hacer efectiva la visita al hospital.

Carlos Cánovas, director del centro de salud, aseguró que estaban al tanto del pedido de los hijos del enfermo y que ya habían decidido autorizarlos a ingresar bajo todas las medidas de seguridad.

"Nos llegó una notificación de que debíamos autorizarlos, pero nosotros ya habíamos permitido a los familiares la visita", afirmó.

"Así como la pandemia atravesó varios momentos, nosotros también nos adaptamos a diferentes situaciones", aseguró y explicó que desde hace tiempo el hospital aplica un protocolo para que los familiares puedan despedirse de los pacientes terminales.

"A los pacientes terminales ya les venimos permitiendo una cuestión de despedida. A los familiares cuando les informamos que es irreversible el cuadro, nosotros ya tenemos desde hace tiempo un protocolo desde el hospital que les permite despedirse, la semana pasada también sucedió", explicó.

"Venimos con estas medidas porque entendemos que con la pandemia y las internaciones quitamos estos contactos con la familia, que queda afuera, y los pacientes enfermos", lamentó.

En este marco, también detalló lo duro que es explicar a los familiares cuando la situación ya es irreversible y que deben despedirse de una persona que no van a ver más.

"Es contener, explicar la situación, y es algo que antes no veíamos nunca porque era más frecuente y cercano el contacto. Ahora los dejamos entrar y es una sola situación: hay que dar un informe, ver cómo se van a enfrentar y contenerlos psicológicamente para tratar de que no claudique toda la estructura familiar en ese momento", profundizó.