Nación inicia operativo en la villa 31 por el coronavirus

El Ministerio de Salud realiza una tarea de detección, testeo y rastreo de contacto para tratar de contener la enfermedad en su peor foco. Replican la experiencia en Quilmes.

El gobierno nacional desembarcó en la Villa 31, donde los casos positivos de coronavirus se dispararon durante los últimos días. Desde esta mañana, personal del ministerio de Salud comenzó a desplegar allí un operativo coordinado con las autoridades locales para detectar, testear y rastrear casos sospechosos y a sus contactos con el fin de contener el brote que durante el último fin de semana convirtió a ese barrio porteño en el epicentro de la enfermedad en el país.

El primer caso detectado en el barrio Padre Mugica fue el 21 de abril. Dos semanas más tarde, hay 133 personas con diagnóstico confirmado, con una tasa de duplicación que durante el fin de semana fue menor a tres días, sin embargo el escenario puede ser peor: los expertos coinciden en que ya existe la circulación comunitaria del virus, que puede haberse agravado por el corte de agua que afecta a algunos sectores desde hace diez días. Los vecinos denuncian que el gobierno de la Ciudad no ha dado respuesta a sus reclamos.
La situación se puso sobre la mesa el lunes por la tarde en una videoconferencia que mantuvieron el ministro Ginés González García con el senador por la ciudad, Mariano Recalde, los diputados Carlos Heller y Mara Brawer y el bloque de legisladores porteños del Frente de Todos. Allí se le solicitó a las autoridades nacionales que intervengan, ante la pasividad del gobierno local, para evitar un brote que ponga en peligro la estrategia de contención de la enfermedad desarrollada hasta ahora.

En respuesta, a partir de hoy, se puso en marcha un programa llamado DETECTAR (por Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina) que buscará casos con síntomas sospechosos casa por casa, les realizará un hisopado para un test de diagnóstico PCR que se analizará en el momento en laboratorios móviles y luego dispondrá las medidas de aislamiento que resulten necesarias, además rastrear a todos los contactos cercanos para testearlos también.

La experiencia también se replica en el Barrio La Paz, de Quilmes. Allí está emplazado el frigorífico El Federal, donde un trabajador falleció y una decena se contagiaron. La zona, declarada también de transmisión comunitaria, será peinada por los equipos del operativo para detectar la mayor cantidad posible de casos y aislarlos. Se teme que crezca ese foco, luego de que el establecimiento violara la clausura municipal para seguir operando después de que se detectaron los primeros casos. El dueño, Genaro Morrone, se encuentra en prisión domiciliaria por esa maniobra.