Su madre murió en la Ciudad porque no encontró cama de terapia intensiva: desgarrador relato

Pese a la apertura constante, la Ciudad de Bs As ya tiene varios hospitales sin camas disponibles.

Gerardo Rossel, hijo de Norma, fallecida por COVID en el Hospital Vélez Sarsfield de la CABA relató: "El 20 de agosto mi mamá dio positivo de COVID y "en dos oportunidades dijeron que no había cama en terapia intensiva".

"El jueves le había bajado mucho la saturación de oxígeno en sangre y llamamos al SAME. El viernes a la mañana nos dijeron que estaba mejor, que tal vez le daban el alta, pero a la tarde la subieron a terapia". "El sábado a la noche nos llamaron y nos dijeron que estaba grave y que el pronóstico era malo. El domingo no dicen nada. El lunes a la mañana nos dijeron que le estaban dando oxígeno y morfina", agregó.

Rossel dijo: "El lunes preguntamos por un respirador y nos dijeron que la última cama de terapia intensiva se había ocupado". "Nos dijeron que podíamos pedir un traslado pero que no sabían si sobreviviría a un traslado. Después que se hizo público nos llamaron que podían ponerla en un shockroom cuando nos habían dicho que no había más respiradores. En dos oportunidades nos dijeron que no había cama en terapia intensiva".

En ese sentido, agregó: "Mi mamá en ningún momento pudo acceder a un respirador ni a una cama de terapia. Es evidente que están sumamente saturados. Estaba en un hogar a la vuelta del Hospital donde está mi suegro también con COVID. El sábado anterior pidieron del hogar donde estaba mi abuela que hisoparan a todos y vinieron recién el jueves. Tardaron 5 días en hisopar en un geriátrico que había un caso confirmado".

Además, Rossel subrayó: "Del gobierno de la Ciudad no hubo ningún tipo de contacto. El mensaje que da Larreta es que está todo tranquilo y que vamos a abrir. Y es contradictorio con la situación real"." Nos llegaron mensajes de trabajadores de salud contando que pasa lo mismo en otros hospitales".

"Yo trabajo en Exactas. Veo los datos y la cosa viene mal y que el mensaje es contrario. El mensaje del Gobierno de la Ciudad es contagiense y que mueran los que tienen que morir. El porcentaje de camas disponibles es mentiroso. Tenés que tener la suerte de caer en un hospital donde queden camas. Sino, ya es tarde", sintetizó.