Empezó en Diputados la sesión por la legalización del aborto

Empezó en Diputados la sesión por la legalización del aborto

13/06/2018 La Cámara Baja trata este miércoles el proyecto que prevé despenalizar la interrupción del embarazo. En un escenario de paridad, la mirada está puesta en pocos “indecisos” y los ausentes. 

En un escenario de extrema paridad a partir de un repentino cambio de tendencia en el conteo preliminar de votos, el proyecto de despenalización del aborto recibió este martes dictamen favorable en la Cámara de Diputados y este miércoles se definirá su suerte en el recinto.

Durante el plenario de las comisiones de Legislación Penal, Legislación General, Salud y Familia, el proyecto que legaliza hasta la semana 14 de gestación la interrupción voluntaria del embarazo se impuso en cantidad de firmas sobre el dictamen de rechazo que impulsan sus detractores, con lo cual la iniciativa se tratará en primer lugar en el temario de la sesión.

Fueron 64 firmas contra 57, una diferencia que no necesariamente es trasladable a la correlación de fuerzas en el recinto de cara a un debate histórico, cuyo comienzo está previsto para las 11.

Fueron la diputada del Movimiento Evita Lucila De Ponti y la camporista Mayra Mendoza las encargadas de fatigar los pasillos de la sala del anexo para garantizar las rúbricas.

"Hemos tenido un debate respetuoso, tolerante, en paz. Le pedimos a todos los que se manifiesten este miércoles que sigan el ejemplo de los que hicimos este debate. Esperemos que tengamos una sesión en paz. El espacio público es de todos", afirmó el presidente de la comisión de Legislación Penal, Daniel Lipovetsky, quien moderó el debate del plenario que se realizó en el anexo de la Cámara de Diputados.

Minutos antes, la radical Brenda Austin había hecho lectura del dictamen de consenso, que incorporó los cambios anunciados en los últimos días (por ejemplo, la regulación de la objeción de conciencia) y que permitió conquistar algunos votos indecisos.

El dictamen, de 22 artículos, garantiza el derecho de las mujeres o personas gestantes al acceso a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14.

En el artículo 3, se fijan las excepciones por las cuales no correría ese plazo: violaciones, ante riesgo de vida o de la salud de la persona gestante, o ante el diagnóstico de "inviabilidad de vida extrauterina del feto".

El plazo máximo previsto en el artículo 7 para acceder a la interrupción del embarazo en el sistema de salud es de cinco días corridos desde su requerimiento.

Por el lado de los detractores del proyecto, la titular de la comisión de Salud, Carmen Polledo, anunció que el sector autodenominado "pro vida" reunió 581.000 firmas en contra de la legalización del aborto, en tanto que la riojana Karina Molina leyó los fundamentos del dictamen de rechazo.

"La única solución que proponen para las desigualdades e injusticias que describen es el aborto, con un claro mensaje para quienes se enfrenten a su propuesta: 'Si no aceptás el aborto, aceptás la muerte de las mujeres que se encuentran en estado de vulnerabilidad'. Una especie de elección obligada entre uno y otro sin posibilidad de opción por ambos", protestó.

La diputada macrista aseguró que "la cifra de 500 mil abortos está sobreestimada y faltan datos serios y confiables sobre la cantidad de abortos que se realizan en Argentina, de modo que no puede esgrimirse dicha cifra como principal motivación para una decisión en la que están en juego valores tan decisivos".

En ese sentido, denunció que se utilizan "datos y cifras falsas para instalar en nuestro ordenamiento jurídico el derecho al aborto libre".

El debate en torno al aborto llegará al recinto en medio de fuertes cabildeos por parte de la Iglesia y de sectores allegados, como también de agrupaciones que militan en pos de una despenalización, los que se movilizarán frente al Congreso a la espera de la votación en medio de un importante operativo de seguridad.

Ocho diputados nacionales que figuraban en la lista de "indecisos" anunciaron este martes que votarán a favor del proyecto de despenalización del aborto y, de esta manera, equilibraron una votación que mantendrá el suspenso hasta el final de la sesión.

Se trata de Fernando Espinoza (FpV-PJ), Atilio Benedetti (UCR), Aída Ayala (UCR), Fernando Asencio (Frente Renovador), Mirta Tundis (Frente Renovador), Anabella Hers Cabral (PRO) y Daniel Kroneberger (UCR).

Hasta el lunes, la balanza estaba inclinada a favor del sector que se opone a la iniciativa despenalizadora, pero el aluvión de nuevos votos "pro aborto" en este "supermartes" parlamentario, en el que se realizó el último plenario de comisiones, quebró esa tendencia y lo suplantó por un escenario de extrema paridad, que anticipa una definición cerrada.