Los chicos no saben lo que están consumiendo

07/10/2019 Daniel Gómez, director de Toxicología del Hospital de Urgencias de Córdoba, se refirió al alcohol y las drogas. "Quien debiera ocuparse, no lo está haciendo", afirmó.

El papá de la víctima se comunicó reclamando por un mayor control en este tipo de eventos.

"Queremos que esto no quede en la nada. Queremos llegar al fondo de esto. Sabía que él consumía, teníamos una relación muy cercana. No era un chico que estaba todos los días consumiendo, pero estas fiestas electrónicas no duran hasta las 5 de la mañana, sino hasta las 4 de la tarde del otro día", señaló.

En este contexto  el doctor Daniel Gómez, director de Toxicología del Hospital de Urgencias, destacó que reciben muchos casos de este tipo y que los chicos "no saben lo que están consumiendo".

"El éxtasis es una droga que viene a suplantar las drogas plantadas como la cocaína y la marihuana. Ya no se planta más, entonces salieron nuevas drogas de diseño que emulan lo que hacen las otras pero como son sintéticas son más tóxicas", dijo Gómez.

Según el especialista, los efectos del éxtasis son: cansancio, conductas peligrosas, psicosis, paranoia, aumento de la libido y agresividad.

Además, dio el ejemplo de Alemania a donde existen laboratorios que controlan las pastillas antes que los jóvenes las tomen y les informan acerca de qué están compuestas. También existen salones en donde los consumidores se colocan la heroína de manera controlada para que la persona no se muera.

"Los chicos que las consumen están enfermos. Ellos a veces no deciden. La droga y el alcohol mandan", expresó Gómez quien además precisó que actualmente las dosis que se consumen son "cuatro veces más fuertes" que las de antes.

"Quien debería ocuparse, no lo está haciendo. La droga genera mucha plata, incluso hasta campañas políticas. No nos mintamos con esto".

Según Gómez, la clave para frenar o controlar el consumo es la prevención. "No estamos haciendo nada para eso. Los chicos no saben lo que están consumiendo".

En el Hospital de Urgencias reciben miles de casos de jóvenes o niños con exceso de alcohol o droga en sangre. Para el especialista, "hay que empezar a prevenir en los colegios primarios".

"El padre prefiere que su hijo consuma alcohol en su casa. Entonces, el papá le compra alcohol al chico pero después le da la llave del auto para que el chico no vaya en taxi".

Según la investigación “Consumo de alcohol, tabaco y marihuana en adolescentes de Córdoba: influencia de normas sociales y percepción de riesgo”, realizada por la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba (2018), 1 de cada 4 chicos de 13 años bebió alcohol en exceso.

Además, detalla que la edad de inicio del consumo de alcohol, de tabaco y de marihuana es cada vez más temprana (el 40,8 por ciento comienza a ingerir bebidas alcohólicas a los 13 años o antes).

"Se han quedado cortos con la edad. Si consultaran a chicos de 8 y 9 años se darán cuenta que también consumen a esa edad. Nosotros los hemos recibido en el hospital. Cada un chico que entra con alcohol por encina de los dos miligramos, mil quedan afuera".

Y agregó: "Están cambiando hasta las papilas gustativas. A nosotros cuando éramos chicos nos daba asco el alcohol y a los chicos de ahora les gusta".