Una familia sufrió quemaduras al romperse una manguera con "agua hirviendo" adentro de un colectivo interurbano

19/06/2019 Fue a bordo de una unidad de Cooperativa La Calera. Entre los afectados, hay una nena de poco más de un año y un bebé de dos meses.

 

Los miembros de una familia, entre ellos dos pequeños niños, resultaron con quemaduras de distinta gravedad al "explotar" un ducto de la calefacción de un colectivo de la empresa Cooperativa La Calera, en un hecho que la firma consideró "inusual" en sus 60 años de historia en el transporte interurbano.

El incidente se registró el viernes pasado a las 7.15.

Una nena de un año y siete meses y un bebé de dos meses tuvieron lesiones de gravedad, con quemaduras de segundo y tercer grado, al igual que sus padres.

Según denunció Daniel Agustín Martínez, el padre de familia, el incidente se produjo a bordo de una unidad de Cooperativa La Calera, donde viajaba junto con su esposa, sus dos niños y su madre.

“Mi hija está comprometida y tengo un bebé de dos meses. Las piernas de mi mujer, quemadas completamente”, detalló en diálogo con Arriba Córdoba, que se emite por El Doce.

Según relató, cuando el colectivo se dirigía de Bialet Massé a Córdoba, y a la altura de avenida Colón, Daniel detectó olor a quemado y luego “estalló algo debajo del asiento y empezó a repartir agua hirviendo por todos lados”.

El padre de familia indicó que inmediatamente el chofer bajó a los demás pasajeros y trasladó a la familia al Hospital de Clínicas. “No quisieron atendernos y un móvil policial nos trasladó” a otro centro asistencial, aseguró.

Quemaduras

A raíz de la fuga, resultó con quemaduras su madre, en tanto que su hija de un año y siete meses “tiene media cabeza y espalda quemadas”. En tanto, su esposa sufrió “quemaduras de tercer grado en las piernas”.“Yo también, en la pierna derecha. El que menos sufrió fue el bebé. El elemento fue agua caliente”, agregó. La nena de un año y siete meses permanece internada en el Hospital Infantil. En tanto, la esposa de Agustín también se encuentra bajo cuidados en un centro asistencial.

La nena, con el 15% del cuerpo afectado

Eugenia Tirao, subdirectora del Hospital Infantil, precisó que la nena resultó afectada en un 15 por ciento de su cuerpo e indicó que, si bien las quemaduras no afectan zonas vitales, quedarán cicatrices.

“Se quemó un 15% de su superficie corporal, el lateral de la pierna, el tronco y la cara. Son quemaduras de segundo grado y habrá que esperar la evolución. Le van a quedar cicatrices. Por las zonas no se afecta ninguna parte vital, así que no creo que tenga problemas”, dijo.

Consultada sobre la sustancia que habría ocasionado las quemaduras, sostuvo: “Aparentemente es sólo agua caliente lo que la afectó. Esperamos que evolucione bien; el 15% del cuerpo es una superficie grande. Las infecciones son el mayor riesgo, pero está controlada por ahora. En principio, cuando son de segundo grado, no se requiere injertos”.La pequeña permanece en sala común.

Qué dice la empresa

 Sergio Lecunce, presidente de Cooperativa La Calera, admitió la responsabilidad total por el episodio y destacó que lo importante es asistir a la familia en este momento.

Lecunce Indicó que el desperfecto se produjo en uno de los caños del sistema de calefacción, que conduce agua “arriba de 90 grados”, y aseguró que se trata de un accidente sin precedentes en los 60 años que tiene la firma.

“Cumplimos 60 años y es la primera vez que pasa algo así. Nunca se rompió así con tanta presión que haya subido arriba del asiento. Eso trabaja arriba de 90 grados. Estamos conmovidos”, resaltó.

Y, agregó: “No tenemos ningún antecedente en toda la provincia, nunca pasó algo así. Tengo 40 años en el transporte y nunca he escuchado en algún colega algo de esto. Es anormal”.

El vocero de la firma destacó el accionar del chofer, que llevó a los heridos hasta el Hospital del Clínicas y resaltó que lo importante es asistir a la familia y bregar por la recuperación de la pequeña de un año y siete meses.

Además señaló que la unidad, un Mercedes Benz modelo 2009 “que cumplía con todas las inspecciones”, se encontraba esta mañana retenido en la comisaría 11 bis, ubicada en Cayetano Silva 949 de la capital cordobesa.

La denuncia

Gonzalo Bernadó, el abogado que representa a la familia, indicó que tras la rotura del caño apareció “un torrente de agua hirviendo” que terminó quemando a la familia. Sostuvo que en la causa interviene la fiscalía del distrito 1, turno 3.

“La empresa debió haber evitado esta tragedia. Debería haber sido un viaje normal y termina siendo un infierno para esta familia. Lo que tiene que saberse es que esto pudo haber sido evitado, las empresas de colectivos tienen la obligación de cumplir con todas las diligencias tendientes a evitar esto”, dijo.

Y agregó: “El pasaje estaba completo, la tragedia podría haber sido peor. Los ductos de calefacción están por debajo de los asientos, sienten una explosión y ahí comienzan a sentir el olor a quemado. Inclusive el chofer de colectivo refiere que es el sistema de calefacción”.